Ciencia Comunicación Juego Literatura Literatura y Ciencia Neurociencia

¿Cmoo es psiolbe qu3 smaeos cpceaas d3 l33r tdoo etso?

Algunas cosas las hacemos mejor cuando no pensamos; y una de esas cosas que hacemos bien sin pensar demasiado es leer. Me refiero, por supuesto, a la acción de leer y no a la interpretación de lo leído. Nuestro cerebro se las arregla de maneras ingeniosas para leer un texto y es capaz de hacerlo en condiciones muy diferentes de aquellas en las que aprendimos a leer. Desde hace ya unos años está dando vueltas por la web un texto que dice que:

Letras desordenadas

Realmente es sorprendente que podamos leer esto sin mucho esfuerzo; y cuanto menos pienses al leerlo más fácil te resultará. Hi zin hemvargo noz kuesta mucho más travajo leer hun texto ke zolo tiene halgunaz pekenias faltas de hortografía. No deja de ser curioso el hecho de que sea mucho más fácil leer un texto cuyas palabras tienen las letras desordenadas que uno que presenta una ortografía extraña. Esto refuerza la idea de que reconocemos las palabras como si fueran imágenes. No importa tanto el orden (interno) de los elementos como los elementos en sí (y por supuesto el contexto). Pero nuestro cerebro no deja de sorprendernos y es capaz de leer también “textos” como este:

Letras x números

La lectura de estos textos requiere una gran cooperación entre ambos hemisferios cerebrales y un cuerpo calloso bien desarrollado que proporcione una buena comunicación entre ellos. El hemisferio izquierdo (donde se concentra el procesamiento del lenguaje) es capaz de leer estos textos sólo si recibe ayuda del hemisferio derecho. Esta mitad del cerebro es la que permite una mirada más holística (menos analítica que la de su compañera) y por lo tanto es capaz de ver las palabras como un “todo” aunque las letras estén desordenadas o remplazadas por números. Esta misma mirada holística es la que nos permite también ser capaces de leer textos incompletos como este:

Letras-y-palabras-a-medias

Hasta aquí nos hemos enfocado en la habilidad de nuestro cerebro para leer un texto, pero sin detenernos en su contenido. Hemos desordenado las letras de las palabras, substituido letras por números y recortado partes de la imagen. Sin embargo, las palabras en sí continuaban siendo las que utilizamos todos los días; lo cual sin duda contribuía a su “desciframiento”. Pero… ¿qué pasa si lo que cambian son las palabras en sí? Como último ejemplo, veremos un texto en el que las palabras están bien escritas, no hay ningún número ni el texto está recortado. Se trata en cambio de un caso de sustitución semántica en el que las palabras no son precisamente las de todos los días pero para las que sin embargo nuestro cerebro logra encontrar un sentido. Se trata de una escena de Rayuela (Capítulo 68) en la que Julio Cortázar inventa un lenguaje compartido por dos amantes pero que sin embargo no nos resulta completamente ajeno; un lenguaje cuya sonoridad, ritmo, modulaciones y cadencia nos permiten comprender la escena sin que comprendamos las palabras.

Apenas él le amalaba el noema, a ella se le agolpaba el clémiso y caían en hidromurias, en salvajes ambonios, en sustalos exasperantes. Cada vez que él procuraba relamar las incopelusas, se enredaba en un grimado quejumbroso y tenía que envulsionarse de cara al nóvalo, sintiendo cómo poco a poco las arnillas se espejunaban, se iban apeltronando, reduplimiendo, hasta quedar tendido como el trimalciato de ergomanina al que se le han dejado caer unas fílulas de cariaconcia. Y sin embargo era apenas el principio, porque en un momento dado ella se tordulaba los hurgalios, consintiendo en que él aproximara suavemente su orfelunios. Apenas se entreplumaban, algo como un ulucordio los encrestoriaba, los extrayuxtaba y paramovía, de pronto era el clinón, las esterfurosa convulcante de las mátricas, la jadehollante embocapluvia del orgumio, los esproemios del merpasmo en una sobrehumítica agopausa. ¡Evohé! ¡Evohé! Volposados en la cresta del murelio, se sentía balparamar, perlinos y márulos. Temblaba el troc, se vencían las marioplumas, y todo se resolviraba en un profundo pínice, en niolamas de argutendidas gasas, en carinias casi crueles que los ordopenaban hasta el límite de las gunfias.


 

44 comments on “¿Cmoo es psiolbe qu3 smaeos cpceaas d3 l33r tdoo etso?

  1. sandra gabriela guerra pena

    dvmfbvnw bm,nb ,bnremrknbjetrbnktmslbdkmjhighit4huh

  2. sandra gabriela guerra pena

    peferdofon efesquefe efestafabafa viefendofo afavefer sifi fufunciofonafabafa

  3. Es re fácil leer, leo mas rapido que cuando esta escrito normal 🙂

  4. D3F1N171V4M3N73 N0 FU3 N4D4 D1F1C1L L33R 3570, 357Á MUY 1N73R354N73.

  5. increible

  6. y4 y0 l0 l06r3 l33r 3s70 f4c1lm3n73

  7. 5e m3 h1z0 muy f4c1l 9or qu3 ya m3 l0 h4814n h3nc3ñ4d0 much0 4nt3s5 93r0 n3c351m45 r3fu3rz0 94r4 qu3 n0 53 m3 h464 un 90c0 d1f1c1l

  8. 4n735 3r4 m45 d1f1c1l 93r0 4h0r4 35 94n c0m1d0

  9. es increible y es superfacil

  10. Muy aepro etso, itnsereate etse tpio de lceutra!!!

  11. estan muy uenas estas tecnicas las pude entender re rapido

  12. javier alejandro

    m3 6u5t4 3574 p46uin4

  13. Jose Luis Sandoval Rojas

    63n1al m3 3nc4n70

  14. M3 6U574 MUCHO 3574R L33LL3ND0 3570 35 F4N74571C0

  15. m3 6u570 much0 3570 5i64n 45y

  16. f3lizi7a5i0n35 4 Gustabo Ariel Schwartz 536ui 45i 73 v4 4 ir 8i3n 3n l4 vid4

  17. Yesika Alejandra

    Lo comprendí muy fácil

  18. ¿Cómo se llama esta prueba?

  19. deberían de crear una especie de idioma y ser mas inteligentes

  20. l4 v3rd4d 35 muy f4c1l h4c3r 3570

  21. 350 35v3d4d 35 muy f4c1l 453l0 d3v3r14n 4s3r un c0ncur50 0 ju360s 0l1mp1c0

  22. Algérien sabe q significa estas letras. 3C4F-E7F7-89B0-A670-86D5CFDDB23Eva al

  23. RUTH ANISLEIDI MACEDO IBAÑEZ

    35 muy f4c1L L33R 3570

  24. Pingback: La Regla de los Tercios en Diseño Gráfico | Printu Blog

  25. Me encanta me sorprendo a Mi misma de que lo puedo leer perfectamente

  26. Anibal Aguilar

    y creo que L es el 6 la M es el 7, la U es el 5

Y tú... Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: